fbpx
7 leyes espirituales del éxito Laura Vaca Pereira Urgel

Todo el mundo tiene un propósito en la vida… un don único o talento especial para ofrecer a los demás.

 

Cuando combinamos ese talento único con el servicio a los demás experimentamos el éxtasis y el júbilo de nuestro propio espíritu, que es la meta última de todas las metas.

La mayoría de nosotros en algún momento nos hemos sentido atrapados, sumidos en preocupaciones o incapaces de ver una salida a los obstáculos difíciles. Luego hablamos con un amigo, vemos una película divertida, o nos atrapa un comentario improvisado que nos provoca convulsiones de risa. De repente nos sentimos más unidos y nos recuerdan que hay más de una forma de ver una situación.

Otros atributos de la conciencia: «La pregunta que hay para mi» es el dialogo interno del ego. Preguntando » ¿Cómo puedo ayudar? es el dialogo interno del espíritu. Con solo cambiar tú dialogo interno de  » ¿Qué hay para mi»? a «¿Cómo puedo ayudar? automáticamente vas más allá del ego a los dominios de tu espíritu.

Desafíos a superar:
  • Identificar nuestro talento único.
  • Descubrir nuestro verdadero YO.
  • Mi talento único, mi Dharma ponerlo al servicio de la humanidad.

Hoy practica preguntarte: ¿Cuál es tu Dharma, cuál es tu propósito en la vida?

La palabra Dharma es una palabra del sánscrito que quiere decir ‘propósito en la vida’ nosotros hemos venido a este mundo con una idea concreta por cumplir. Nuestra meta es descubrir cuál es.

Día 7: Risa

 

 

Soy propósito, talento e incertidumbre.

Para poner en práctica esta ley realiza estas acciones; si las consideras muy difíciles de cumplir; selecciona al menos una y comprométete a  lograrlo:

Practicar el silencio.
  • Hoy busque su Yo Superior.
  • Descubra sus talentos únicos.
  • Pregúntese a si mismo cómo puede servir mejor a la humanidad.

 

 DESCARGA haciendo clic en el siguiente enlace.

Día-7_7-leyes-espirituales-del-éxito

Puedes imprimirlo y tenerlo a mano para leer cada domingo antes de comenzar tu día.

Recuerda que el hábito se crea con la practica.